El Ayuntamiento revisa junto con las Asociaciones de vecinos el proyecto del Passeig de Ponent

No hay mal que por bien no venga. Es lo que piensan los vecinos del eje del futuro Passeig de Ponent, el proyecto de más envergadura que la ciudad tiene en agenda y cuyo calendario ha pulverizado la recesión económica. En 2010 tenía que haber arrancado la cobertura de la riera del Palau y la urbanización, por fases, de la superficie del nuevo paseo, desde Poble Nou hasta La Cogullada. Con la crisis del ladrillo, sin embargo, la financiación está en el aire, factor el Ayuntamiento y los vecinos van a aprovechar para poner el proyecto al día.